Georgina Haig | Animes Gundam Build Divers 1x15 | Yu-mi Jung

Top Peliculas Series Próximos estrenos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7.4
Género:

Próximos estrenos/ Terror

País: USA
Duración: 126 min.
Año: 2018
Director: Ari Aster
Reparto:
Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
Ads Trailer

El legado del Diablo

Hereditary

Cosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja a su hija Annie en herencia su casa. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano. El legado del Diablo

Critica:

Desde que Hereditary se estrenó en Sundance a principios de este año todos los fanáticos del terror nos pusimos alerta. “La película más aterradora de los últimos años”, “Seriamente perturbadora” entre otros elogios que no hicieron más que dejarnos con ganas de que se estrene en nuestra sala lo más pronto posible. En el medio tuvimos (por lo menos en Argentina) la imposiblemente tensa A Quiet Place y la violentísima Ghostland. Ambas muy distintas pero enormemente satisfactorias propuestas. Y finalmente llegó Hereditary.

Hacer películas de terror en el siglo XXI no es sencillo. Todo está contado y caer en clichés es lo común, pero el público es cínico y se da cuenta lo fácil que es subir el volumen y entregar un susto efímero y olvidable. Las películas que caen en esto son muchísimas y por eso el género tiene tanta mala fama, pero por suerte en los últimos años tuvimos las excelentes It Follows y The Witch apostando al terror atmósferico. Éstas, junto a las The Conjuring del maestro de la puesta en escena James Wan, son las más claras influencias modernas de Hereditary. Del siglo pasado, podemos nombrar a Rosemary’s Baby como principal referente.

La película se puede dividir en dos partes: la primera, más cercana al drama familiar, va cocinando el terror poco a poco, construyendo un clima tenso e incómodo desde la puesta en escena de Ari Aster y las actuaciones. Conocemos a la familia: Annie (una extraordinaria Toni Collette cuya actuación merece la nominación al Oscar, lástima que ya sabemos cómo trata la Academia al cine de terror), su esposo (un contenido Gabriel Byrne), el hijo (Alex Wolff, que está excelente también), la hija (Milly Shapiro, silenciosa y enigmática) y la abuela, cuya muerte inicia la historia pero su personaje es esencial a lo largo de la película. Nos metemos en su miseria, en toda la tristeza y tensión que se respira en esa casa (la película es muy claustrofóbica, saliendo poco o nada de ese nido de los horrores).

Ahí está uno de los grandes triunfos de Hereditary frente a otras películas de terror: te acerca demasiado a sus personajes. Los compadecemos y seriamente deseamos que nos le pase nada malo, porque pareciera que ya nada puede ser peor a lo que están viviendo durante esta primera parte. Pero de repente llega un giro, que también representa una de las mejores escenas de la película por lo genuinamente perturbadora y lo bien pensada que resulta (comentada en el spoiler).

Y este giro da lugar a la segunda parte, donde el horror más puro se desata. No se puede comentar demasiado porque todo sería spoiler, pero en serio que es horror tras horror. El climax se hace largo, denso a nivel emocional por la crudeza y necesitamos que semejante cúmulo de monstruosidades tiene que llegar a su fin porque no damos más. El final llega y todo cobra sentido. Quedan cosas sueltas, eso sí, porque la película te invita a verla nuevamente para descubrir todos sus detalles que en un primer visionado pasan obviamente desapercibidos.

Hereditary está destinada a convertirse en una película de culto. Su guion, repleto de aciertos e ideas (y que juega excelentemente con la incertidumbre, al punto de no saber nunca para dónde va a tirar la historia), sus actuaciones, de un nivel altísimo, su soberbia puesta en escena y fotografía y su increíble equilibrio entre desarrollo emocional y escenas perturbadoras (son muchas, en serio), dejarán a Hereditary en un digno lugar en la historia del cine.

Hereditary