Ep. #7808
Last Life in the Universe (2003)

Top Peliculas Series Próximos estrenos

Sin rastro
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 4,8
Género:

Thriller

País: USA
Duración: 94 min
Año: 2012
Director: Heitor Dhalia
Reparto:
Amanda Seyfried, Daniel Sunjata, Jennifer Carpenter, Sebastian Stan, Wes Bentley, Nick Searcy, Socratis Otto, Emily Wickersham, Michael Paré, Hunter Parrish

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
OK Trailer

Sin rastro

Gone
Cargando...

Cuenta la historia de una joven que regresa a su hogar y descubre que su hermana ha desaparecido. Aunque está convencida de que el responsable es un asesino en serie que la secuestró a ella hace algunos años, las autoridades no le hacen mucho caso.

Sin rastro

Primera película norteamericana del director brasileño Heitor Dhalia, Sin rastroacaba ahogando algunos de sus apuntes más interesantes en su abrumadora falta de carisma. Algo que afecta tanto a su desganada puesta en escena como a un reparto dominado por actores en ese estado de acartonamiento gestual que suele garantizar cierto porvenir en el ámbito del telefilm de sobremesa.

Amanda Seyfried invierte todo su esfuerzo en canalizar la determinación angustiada y la mirada obsesiva de una Jodie Foster atrapada en una ficción paranoica modelo Plan de vuelo: desaparecida (2005), pero toda su energía se queda en eso: en esfuerzo que choca contra unas limitaciones expresivas que resultan dolorosamente palpables. Sin rastromantiene otra conexión lateral con Jodie Foster. Según su guionista Allison Burnett —responsable, entre otros, de los guiones de Underworld: el despertar (2012) y el remake de Fama(2009)—, el proyecto parte de una imagen que obsesionaba al productor: una chica encerrada en un agujero o, en otras palabras, una clara reminiscencia de El silencio de los corderos (1991).

En Sin rastro, Amanda Seyfried da vida a Jill, una chica que logró escapar del psicópata que la secuestró un año atrás. Cuando su hermana menor desaparece de su domicilio, Jill intenta convencer, en vano, a la policía de que la abducción es obra del mismo captor, que estrecha su cerco sobre ella, única superviviente de su agenda criminal. Cuestionada en su credibilidad y en su salud mental, la chica emprenderá una investigación contrarreloj para rescatar a la desaparecida: la tensión se sustenta, precisamente, en la ambigüedad de esa figura principal, cuya fiabilidad es un enigma más poderoso que la identidad y la localización del presunto asesino.

Así, la suspicacia como motor del relato intenta mantener en pie lo que no logra ni el reparto, ni el estilo, pero, en contextos como este, la trama —que tampoco se resuelve en un dechado de originalidad— tiene todas las de perder. Sin rastrosólo roza cierta intensidad en las escenas del largo viaje al fin de la noche que emprende su sospechosa heroína, camino a la venganza o al pulso con sus propios fantasmas.